*

Telefe Noticias

Portada  |  19 abril 2021

Una pareja fue condenada por “hackear” cajeros automáticos y robar 871 mil pesos

Los condenados son un hombre y una mujer venezolanos y siguen prófugos varios miembros de la banda, también extranjeros de distintas nacionalidades. Tenían avanzados conocimientos informáticos y conectaban, a través de los teclados de los cajeros automáticos, equipos que permitían manipularlos a distancia mediante un celular. Con ese mecanismo, robaron en 2018 tres cajeros, ubicados en dos estaciones de servicio y en la Agencia Córdoba Ciencia.

Una pareja dedicada al robo de dinero en cajeros automáticos mediante la instalación de sofisticados equipos informáticos en la ciudad de Córdoba fue condenada a prisión. En apenas tres golpes perpetrados en 2018 en cajeros de Bancor ubicados en dos estaciones de servicio y en la Agencia Córdoba Ciencia, habían logrado apoderarse de más de 871 mil pesos con una maniobra que requiere avanzados conocimientos técnicos e informáticos.

Los condenados por asociación ilícita y defraudación por manipulación informática son Saddam José Carusso Sotillo –sentenciado a cuatro años y tres meses de prisión- y Lisset Davana Francis Jameson, a tres años de prisión. Ambos son venezolanos y están prófugos otros miembros de la banda, también de nacionalidades extranjeras.

Según consta en la acusación del fiscal de Delitos Complejos, Enrique Gavier, los delincuentes utilizaban un sofisticado equipo informático que conectaban entre el teclado y la central de cajeros automáticos que seleccionaban por ser más antiguos, con sistemas más vulnerables y no contar con adecuada vigilancia. Ese sistema informático podía controlarse de manera remota mediante un celular y habilitaba la posibilidad de extraer billetes, cosa que lograron en tres oportunidades alzándose con más de 871 mil pesos en efectivo.

Esa modalidad delictiva no afectó a los clientes del banco, ya que no capturaba los datos personales de las cuentas sino que tomaba el control del cajero y la víctima resultaba la entidad bancaria, en este caso Bancor.

El primer golpe fue en marzo de 2018 en un cajero automático localizado en la estación de servicios YPF de avenida Pueyrredón al 2300, donde lograron robar más de 295 mil pesos.

Un par de días después el robo tuvo lugar en un cajero también de Bancor emplazado en la sede de la Agencia Córdoba Ciencia. Utilizando su ciencia delictiva, la banda consiguió robar 192 mil pesos. Al día siguiente, repitieron la intervención informática en el cajero de la estación de servicios Sol de avenida Capdevila al 600, donde obtuvieron el botín más suculento: casi 385 mil pesos.

Quizá tentados por ser el cajero automático “más redituable”, volvieron a ese lugar un día después a intentar la maniobra delictiva, pero algo falló y no lograron que el cajero entregara los billetes.

Allí se desmembró la banda y aparentemente fugaron a otras provincias a cometer el mismo tipo de delitos, según se denunció en Salta y también en Rosario.

Tras la detención en Córdoba de la pareja de venezolanos, el juicio avanzó en los últimos días hasta lograrse la condena de los delincuentes, quienes admitieron su culpabilidad en las maniobras fraudulentas.

Comentarios