*

Salud

Portada  |  15 octubre 2020

Todo donante de sangre puede donar células de médula ósea

Distintas enfermedades de la sangre pueden curarse con un trasplante y en el 75 % de los casos se debe recurrir a un donante no emparentado.

Cada año a cientos de personas se les diagnostican enfermedades hematológicas como leucemia, anemia aplásica, linfoma, mieloma, errores metabólico o déficit inmunológicos que pueden ser tratadas con un trasplante de médula ósea o CPH (células progenitoras hematopoyéticas).

Sin embargo, sólo entre el 25 y 30 por ciento de estos pacientes tiene la posibilidad de encontrar un donante compatible en su grupo familiar. El resto debe recurrir a un donante no emparentado a través del Registro Nacional y mundial.

Para ser un potencial donante, los postulantes deben hacer efectiva una donación de sangre dela cual se extrae una pequeña muestra, se llena un formulario y se envía al INCUCAI para hacer un estudio de histocompatibilidad. 

"Son muchos los que están esperando la compatibilidad de su médula con la de otra persona y la importancia de que todos estemos en el banco de médula ósea, radica en lograr tener mayores probabilidades de compatibilidad", señalaron los padres de Lionel Fischbach, un niño de 9 años que padecía una enfermedad poco frecuente y falleció tras ser sometido a un trasplante de médula ósea en el Hospital Garrahan.

Lio, como lo llamaban, nació en la Ciudad Oriente del partido bonaerense de Coronel Dorrego, con Síndrome Benta, que consiste en un extraño desorden genético del sistema inmune.

Según contaron sus padres, "aún no hay cura ni tratamiento específico para esta enfermedad pero se sigue trabajando e investigando".

Lio fue sometido el año pasado a un primer trasplante de médula ósea en el Hospital Garrahan, al que le siguieron otros dos, y a pesar de que el último tuvo un resultado satisfactorio, el niño falleció el 21 de septiembre por una complicación viral, ya que su sistema inmunológico estaba muy débil.

Cuantas más personas formen parte de la base de datos medular, "más posibilidades de compatibilidad van a tener los que hoy están en espera".

Para inscribirse como donante voluntario, solo se requiere una pequeña extracción de sangre para realizar el análisis del código genético (HLA), para lo cual no se precisa anestesia y se puede hacer en hospitales habilitados.

Los datos de HLA se ingresan en la base informatizada del Registro Nacional de donantes que, a su vez, integra una red internacional con más de 28 millones de donantes de todo el mundo.

MIRÁ TAMBIÉN

#DonanteHastaLaMédula: la campaña para promover la donación de Médula Ósea 

Se movilizan por la donación de médula ósea y la creación de un laboratorio de alta complejidad




Comentarios