*

Internacionales

Portada  |  28 octubre 2020

Tenía una calavera como adorno: descubrieron que era de un desaparecido

El cráneo con lentes de sol estuvo en una repisa durante un año antes de que confirmaran que era de un hombre que creen que fue asesinado.

Un hombre encontró una calavera en marzo de 2019, se la llevó, le puso unos lentes de sol y la usó como adorno en una casa de Tennessee (Estados Unidos).

Cerca de un año más tarde llegó a conocimiento de las autoridades y la Oficina del Sheriff logró hacerse con el cráneo para realizarle exámenes de ADN.

Los resultados sorprendieron y abrieron nuevos interrogantes: los restos pertenecen a un hombre que desapareció en 2012.

"Se especula y se rumorea que Junior McCann fue posiblemente asesinado por un miembro de su familia que ahora también falleció", indicó el fiscal de distrito Russell Johnson, a cargo de la acusación.

Comentarios