*

Internacionales

Portada  |  25 noviembre 2020

La ciudad que está repleta de murales y altares de Maradona

El 10 llevó a Nápoles a su máxima gloria y la ciudad nunca dejó de agradecerle.

Diego Armando Maradona llegó a Nápoles en 1984 a sus 23 años, cuando ya era un ídolo en Boca Juniors y ya era considerado uno de los mejores jugadores de futbol de aquella época, pero no era todavía la leyenda en la que se terminó convirtiendo.

La llegada del astro argentino al club italiano Napoli fue un acontecimiento histórico: más de 60.000 personas concurrieron al estadio San Paolo en Nápoles para darle la bienvenida a Diego.

Los miles de fanáticos depositaron toda su esperanza en el 10, ya que desde que Napoli fue fundado en 1926, nunca había ganado una liga italiana.

Con Maradona, el equipo consiguió sus primeras victorias a grandes equipos como Juventus, Inter o Milán. En 1987, Nápoles se consagró por primera vez en su historia como campeón de Italia.

El Barrillete Cósmico significó tanto para Napoli, que incluso en el Mundial de Italia 90, cuando la selección argentina tuvo que jugar en Nápoles contra Italia, los napolitanos querían que ganara Argentina.

Durante toda la década del '80, el Diego llevó a este humilde club del sur de Italia a su máxima gloria, motivo por el cual, sus calles están colmadas de murales, altares e imágenes del 10.

Tras conocerse la muerte de Diego Maradona el 25 de noviembre a sus 60 años, miles de napolitanos se acercaron a los principales murales de la ciudad para despedir a su máximo ídolo, pese al toque de queda nocturno impuesto en el marco de la pandemia de Covid.

Además, el alcalde de Nápoles informó que el Estadio San Paolo cambiará de nombre a Diego Armando Maradona en su honor.

Nápoles llora a Maradona

Comentarios