*

Internacionales

Portada  |  28 octubre 2020

Hallaron pruebas de los sacrificios rituales de los incas en perfecto estado de conservación

Mantenían intactas incluso las decoraciones que vistieron durante la ceremonia del sacrificio, lo que indica que estaban destinadas a ser una ofrenda para los dioses.

Por primera vez arqueólogos hallaron llamas momificadas de sacrificios del Imperio Inca que tiene unos 500 años.

Había hasta cuatro animales bien conservados (y uno más que se había descompuesto) enterrados bajo el suelo, en el borde de la plaza de Tambo Viejo, un asentamiento fortificado en el valle de Acari, en la costa sur de Perú.

Mantenían intactas incluso las decoraciones que vistieron durante la ceremonia del sacrificio, lo que indica que estaban destinadas a ser una ofrenda para los dioses.

Los especialistas de la Universidad de Calgary explican, en un artículo publicado en la revista Antiquity , que las llamas “parecen haber sido asesinadas al ser enterradas vivas, junto con conejillos de indias decorados, antes de marcar sus tumbas con plumas tropicales” en el marco de unas “representaciones rituales de alto nivel”.

La ceremonia se realizó hace más de 500 años, poco después de que los Inca se anexionaran la región, lo que sugiere que usaron estos rituales -en los que podían llegar a sacrificar hasta 100 llamas- para ayudar a reforzar su control en la región. Los documentos históricos indican que la costa sur del Perú fue anexada pacíficamente por los Inca, que construyeron varios centros administrativos en la zona.

Comentarios