*

Internacionales

Portada  |  08 noviembre 2019

El antes y el después: mostró fotos a 2 años de empezar su recuperación de las drogas

Tiene 25 años. Robó para comprar drogas. La arrestaron varias veces e intentó quitarse la vida. Compartió su historia en "El diario del adicto".

"Mi nombre es Jamee y soy una adicta a la heroína y metanfetamina, recuperando. Estas dos imágenes (tienen) 2 años de diferencia".

Las impactantes imágenes -tomadas en los años 2017 y 2019- fueron compartidas por Jamee Valet, de la ciudad de Sweet Home en el estado de Oregón, en Estados Unidos.

La joven de 25 años difundió su mensaje en el grupo "The Addict's Diary" (El diario del adicto), en donde escribió: "La recuperación es posible".

Su historia de adicción comenzó cuando entraba a la adolescencia, a los 13 años. Entonces, incursionó en la marihuana.

En dos años se hizo adicta a las píldoras, tales como la vicodina, morfina y oxicodonapildoras. Abandonó la escuela y para los 17 años ya consumía heroína y metanfetamina.

Jamee contó que su caída en las drogas duras se dio luego de haber sido violada por dos hombres en una misma noche.

El drama de su vida la llevó a robar para conseguir dinero y comprar más drogas. Fue arrestada seis veces e intentó quitarse la vida estando detenida.

En la cárcel "no tenía drogas para entumecerme y mis acciones me estaban alcanzando", relató Valet, para luego añadir: "El suicidio fue el avión de escape a toda mi vida".

Los paramédicos la salvaron en prisión pero pasó dos días en coma luchando por sobrevivir.

Luego empezó a participar en un programa de recuperación y allí conoció a su novio, Jake. La mujer experimentó dos abortos espontáneos, sufrió mucho estrés y recayó en las drogas, hasta que se metió en otro tratamiento en régimen cerrado.

En una reciente entrevista, Jamee aseguró que lleva un año sin drogarse. En julio pasado terminó la secundaria y ahora trabaja en el sector de la construcción. Sueña con convertirse en esteticista.

Sobre su familia, Valet contó: "Estoy luchando para volver a ganar su confianza y ganar mi lugar".

"Estoy pasando tiempo de calidad con las (personas) por las que quiero luchar y también me centro en los que son tóxicos, me hunden y me traen de vuelta a mi adicción", señaló.

Y en estos momentos de energía y esfuerzo para encarar el resto de su vida, la joven aconsejó a otros adictos que no pierdan la esperanza y den pasos pequeños para salir.

"Mi corazón se rompe por la gente que está desesperada", afirmó Jamee, quien concluyó: "No importa cómo te sientes o cómo es tu vida, va mejorando. Depende de vos mejorarla, no podés (decir) 'mi vida es un asco' y no hacer nada para cambiarla".

MIRÁ TAMBIÉN

Una mujer mató a su hija de un año al frotarle heroína en las encías para que se duerma

La historia del vagabundo adicto a la heroína que se convirtió en multimillonario

La mujer que era adicta al sexo y cambió por su hijo: "Me acostaba con seis hombres por noche"

Comentarios