*

Internacionales

Portada  |  23 agosto 2019

Ejecutaron al asesino serial de homosexuales: "Uno no se levanta un día y decide que se va a convertir en esto"

El estado de Florida ejecutó a Gary Ray Bowles, quien confesó haber matado a seis hombres en 1994 en una serie de ataques contra homosexuales.

Bowles era conocido como "el asesino de la I-95", en referencia a la autopista que conecta el este de Estados Unidos de norte a sur, porque mató a sus seis víctimas en seis estados a lo largo de esta autopista.

Su muerte por inyección letal fue declarada a las 02H58 GMT.

En una última declaración escrita, pidió perdón "por la pena y los sufrimientos" que causó. "Nunca quise que mi vida se pareciera a esto. Uno no se levanta un día y decide que se va a convertir en un asesino en serie", lamentó.

Según la orden de ejecución, en su infancia Bowles padeció golpizas de sus padrastros y el abandono de la madre.

El Washington Post publicó una biografía de Bowles en 1994, quien en ese momento estaba fugitivo, en la que narraba que el entonces "guapo y encantador" asesino de homosexuales se fue de su casa en la adolescencia y se dedicó a la prostitución para sobrevivir.

Desde entonces fue arrestado varias veces. Pasó unos años en prisión en la década de 1980 por agredir y violar "brutalmente" a su novia y volvió a la cárcel la década siguiente por robo.

En 1994 fue capturado en Jacksonville, en el noreste de Florida, por el asesinato de Walter Jamelle Hinton. Luego Bowles confesó haber matado a seis hombres en cuatro estados.

Se declaró culpable en 1996 y fue sentenciado en 1999 por el asesinato de Hinton.

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, firmó su orden de ejecución el 11 de junio. (AFP)

Comentarios