*

Internacionales

Portada  |  25 noviembre 2020

25N: Hace 4 años moría Fidel Castro, considerado por Diego Maradona su "segundo padre"

Este miércoles se cumplen 4 años del fallecimiento de quien desde el Partido Comunista de Cuba liderara el destino político de Cuba de manera ininterrumpida por algo más de seis décadas. Fue muy amigo de Diego Armando Maradona, quien falleció hoy.
Fidel Castro murió el 25 de noviembre de 2016 a los 90 años. Cuatro años después moría, también un 25 de noviembre, su amigo Diego Armando Maradona, a los 60 años.
Ambos fueron más que amigos. Sus similitud de ideas, el apoyo del comandante al Diez cuando vivió duros momentos debido a sus adicciones y la comunicación abierta entre ambos, dejó en claro que Castro fue como “un segundo padre” para él.
La primera vez que Maradona visitó Cuba fue en 1987 y fue cuando ambos personajes comenzaron a forjar su gran amistad. Castro podía presumir una colección entera de camisetas de Diego.

En enero del año 2000, en uno de los peores momentos del crack argentino, Castro le abrió las puertas de la clínica internacional “La Pedrera” para que se atendiera de sus adicciones.

Cinco años más tarde, con Maradona recuperado, el mandatorio cubano participó en el programa “La Noche del 10”, donde fue entrevistado en una de las emisiones de mayor rating de la serie televisiva.

Maradona llevaba tatuados en una pierna el rostro de Fidel Castro y la cara de Ernesto “Che” Guevara, en un brazo.
La vida de Fidel Castro
 
Fidel (Castro) es mi segundo padre porque me cuidó siempre, me apañó, la verdad es que yo tengo sólo agradecimientos para él”, llegó a comentar Maradona en múltiples ocasiones.
Fidel era el tercero de los siete hijos de Lina Ruz González y Ángel María Bautista Castro y Argiz, un azucarero español. Llegó al mundo un 13 de agosto del año 1926 en la hacienda que su padre alquilaba sobre la actual provincia de Holguín, Cuba. 

Casado con Mirta Díaz-Balart Gutiérrez, una estudiante de Filosofía de la Universidad, de 20 años y perteneciente a una influyente y adinerada familia, bien situada entre las élites conservadoras del país, el tránsito político-militar de Castro en la escena nacional cubana cobra especial atención sobre mediados de la década de 1950. 

Para 1956, el 7 de julio los Castro tomaron el camino del exilio en México, donde Fidel reagrupó a sus partidarios bajo la sigla del M-26-7. Fue en ese período que entró en contacto con el médico argentino Ernesto Guevara, junto a quien planeó la incursión a Cuba con el objetivo de iniciar un foco guerrillero que, simultáneamente a una sublevación de jóvenes, debía desencadenar una revuelta nacional contra Batista.

Para el 25 de noviembre de 1956 Fidel, Raúl, el Che, Camilo Cienfuegos Gorriarán, Juan Almeida Bosque y otros expedicionarios zarparon en el yate Granma desde el puerto mexicano de Tuxpán, en el estado de Veracruz, desembarcando o encallando sobre el área de Los Cayuelos, cerca de la ciudad de Manzanillo, en Oriente. 

Tras un enfrentamiento con las tropas allí presentes y con solo 22 supervivientes, consiguieron adentrarse en la Sierra Maestra, donde, tras reagruparse con el nombre de Columna José Martí y bajo el mando de Castro, emprendieron la lucha guerrillera contra los 40.000 soldados del Ejército de Cuba. 

Comentarios