*

Informes especiales

Portada  |  31 octubre 2019

Orinoterapia: una práctica que gana adeptos y genera polémica

La orinoterapia es una práctica que según sus adeptos se origina desde tiempos ancestrales, hoy en nuestro país hay muchas personas que lo practican, algunos para resolver cuestiones médicas y otros porque sienten que les otorga más energía.

Leonardo sufrió durante muchos años de artritis reumatoidea, los médicos iban cambiando su medicación y los tratamientos, pero él continuaba con los dolores y las imposibilidades que esa enfermedad le generaba.

En uno de esos días de mucho dolor probado con la orinoterapia , leyó muchas publicaciones, testimonios de personas de todo el mundo, se informó sobre el tema avanzó. Ese primer día orinó en un vaso, le pedí a Dios que lo ayude a calmar los dolores que tenía que enfrentar y se lo pidió.

"Tuve tanto dolor que el gusto era lo de menos, quería que eso me tuviera que pasar, no importaba como", cuenta recordando ese momento.

Hace un año y medio desde aquella primera vez y ya no tienes esos dolores, regresó a trabajar, según la relación que dejó de tomar todos los medicamentos que ingería y solo toma su propia orina durante todo el día. Eso sí, no volvió a ir al médico porque no siente que sea necesario frente a su mejora. Leo dice que es muy importante el componente de fe que una persona le pone, si uno siente asco no lo va a ayudar. Él lo recomienda a todos, sin embargo cuando lo recomiendo contarlo en el grupo de Facebook de Artritis reumatoidea no recibió los mejores comentarios, "Me decían que no jugara con la salud de la gente".

En su grupo de Facebook “Salud con uroterapia” tiene muchos seguidores, “mucha gente no se anima a contar lo que hace, no lo cuenta por vergüenza”.

El Dr. Jorge Esteves es uno de los pocos médicos en el país que pone en práctica este tratamiento pero solo en algunas personas, "es muy importante sacar el prejuicio de encima, no sentir asco y tener fe en la posibilidad de sanación".

El doctor atendió a 20,000 pacientes y solo al 10% de ellos les recomendó esta opción. "No se puede usar cuando la gente está muy medicada o en caso de infección urinaria, y tampoco en tratamientos como la quimioterapia, porque en la orina están esos tóxicos". En su web www.holisticamente.com.ar detalla algunos de los casos en los que conviene su utilización, según el estudio que él mismo realizó durante estos años.

Según sus recomendaciones es importante hacer un cambio de fondo, tanto en la alimentación como en lo emocional. Las posibilidades son aplicarla con un algodón en forma tópica o ingerirla por vía oral, con un pocillo de café con la primera orina de la mañana es suficiente.

Leticia tiene 54 años, es profesora de yoga y hace un tiempo atrás comenzó con la aplicación tópica de orina en la cara y además con la ingesta. Ella siente que su piel mejoró muchísimo el aspecto, que tiene menos manchas. “Cuando le cuento a los médicos me miran con cara de asco, pero nadie me dijo que no haga más, a mí me sirve”.

Esteban hace ingesta hace años, tenía maculopatía y teníamos curado con su propia orina, él la ingiere durante todo el día, le genera mucha energía y se siente mejor desde que practica esta técnica.

“La orina no tiene olor, el color es muy claro y el sabor refleja lo que uno ingiere como alimento, por eso es clave una alimentación en base a frutas y verduras”.

La medicina tradicional no tiene estudios sobre el tema y estas terapias alternativas avanzan con buenos resultados en muchos pacientes que variantes derribar el prejuicio.

Comentarios