*

Informes especiales

Portada  |  18 junio 2020

La Fiscalía General sigue acéfala

Desde marzo del 2019 que Alejandro Moyano renunció, el cargo está vacante y se cubre provisoriamente con dos fiscales adjuntos.

El fiscal general es el encargado de diagramar la política punitiva en la provincia.
Se trata de un cargo que designa el gobernador con la aprobación de la legislatura y dura 5 años en su cargo.

Según los decanos de las facultades de derecho de la UNC y de la Universidad Católica es una irregularidad que debe corregirse sin más demora.

El ex Fiscal provincial, Carlos Ferrer, explicó que “el cargo de fiscal General es cabeza de una institución prevista en la Constitución y que forma parte del Poder Judicial”.
“No es una cuestión menor, ni transitoria que pueda tolerar mucho paso del tiempo sin ser resuelta”, manifestó, y dijo que la disertación provocó la difusión abierta de esta situación que para muchos estaba pasando desapercibida.

Comentarios