*

Informes especiales

Portada  |  15 noviembre 2019

La escuela del dictador: un colegio de Córdoba se llama Pedro Eugenio Aramburu

Las docentes de la institución ubicada en barrio Alto General Paz, iniciaron una campaña con junta de firmas para lograr que le cambien el nombre. Aramburu fue presidente de facto y ordenó fusilamientos clandestinos.

Pedro Eugenio Aramburu fue uno de los más duros presidentes de facto de nuestra historia. Nacido en la localidad cordobesa de Río Cuarto, gobernó entre 1955 y 58, tras el derrocamiento de Perón en lo que fue denominado por sus propios artífices como "La revolución libertadora". 

Durante su régimen hubo persecución de políticos y sindicalistas, e incluso se prohibió nombrar en público a Perón y Eva Duarte. Se acusa al gobierno de Aramburu de haber ordenado -o al menos de haber hecho la vista gorda frente a la comisión de- crímenes de lesa humanidad.

Ante el blindaje mediático que existía en torno a su dictadura, el periodista Rodolfo Walsh investigó la historia detrás de un probado fusilamiento clandestino en la época y la publicó en una novela de formato non-fiction llamada "Operación Masacre", que sería aclamada por la crítica internacional. 

Rodolfo Walsh fue asesinado el 25 de marzo de 1977, y se lo considera uno de los desaparecidos de la última dictadura cívico militar argentina, la misma que en septiembre de 1983, ya en retirada tres meses antes de la asunción de Raúl Alfonsín, bautizó a la escuela del dictador. 

Desde entonces, y en estos 36 años, nadie reparó en ese hecho. Hasta ahora, que las docentes de la institución comenzaron a juntar firmas para que se le cambie el nombre a la escuela.

¿Cómo puede ser que nosotros aceptemos y naturalicemos este nombre que fue impuesto?", se pregunta Marcela Acosta, una de las docentes de la escuela Pedro Eugenio Aramburu, propulsoras de la iniciativa. 

Consultado sobre el tema, el Ministro de Educación de la Provincia, Walter Grahovac explicó que, en circunstancias normales, los nombres de las escuelas no son definidos unilateralmente por el gobierno de turno, sino que se busca que reflejen la voluntad general del barrio o la ciudad en donde están ubicadas. 

Lo que hicimos en el marco de las leyes de la democracia fue que la comunidad logre consensuar una aprobación, que cambie el nombre de la escuela y que tenga el nombre que la escuela y el consenso mayoritario indique, y nosotros lo vamos a convalidad", explicó el Ministro. 

En Telefe Noticias realizamos una encuesta a través de Twitter para conocer la opinión de los cordobeses respecto al nombre a esta institución. Además, preguntamos qué otros espacios públicos llevan el nombre de alguna figura controvertida de la historia argentina que pueda no ser un modelo a seguir para las generaciones venideras. 

Comentarios