*

Economía

Portada  |  25 junio 2020

Polémica en Zárate por el uso de estampillas para el consumo

El intendente de Zárate, Osvaldo Cáffaro, salió a defender el miércoles la implementación de un sistema de "estampillas" para adquirir productos de determinados comercios de su jurisdicción y ser utilizados como compensación de deudas municipales.

"Sacamos la ´Huella Solidaria´, que forma parte de un complemento del programa Alimentar", dijo Cáffaro, al garantizar que las estampillas no funcionarán como "cuasimoneda".

En diálogo con Radio Rivadavia, señaló que "esto no tiene circulación, es un sistema de compensación de tasas".

La estampilla tendría un valor de $100 y serviría, en principio, para comprar mercadería en medio centenar de comercios del rubro de la alimentación incluidos entre los deudores del municipio.

Cáffaro dijo que "no tiene nada que ver con eso de cuasimonedas. Lo que hicimos fue juntarnos con comercios que tenían una deuda de tasas para que las compensen con alimentos".

"Fuimos a hablar con el comerciante no compulsivamente y se les preguntó si estaba de acuerdo en compensar de esta manera su deuda", dijo el intendente.

El sistema funcionaría así: el consumidor lleva la estampilla al negocio y la cambia por un alimento o elemento de limpieza, el comerciante las junta y las canjea en el Municipio, y propicia así una reducción de su deuda de tasas municipales.

La decisión fue cuestionada por los diputados de Juntos por el Cambio de Zárate, Sandra París y Matías Ranzini, quienes junto a concejales de la oposición en ese distrito manifestaron su "alarma y preocupación" ante lo que consideran un "avasallamiento de las leyes" por parte de Cáffaro.

En declaraciones a la agencia NA, el concejal de Juntos por el Cambio Julián Guelvenzú dijo que "con la gravedad económica que tiene Zárate, esto es un capítulo grotesco, con una decisión que raya la ilegalidad y que en los hechos constituye la emisión de una cuasimoneda a nivel municipal". (NA)

Comentarios