*

Córdoba

Portada  |  17 abril 2020

FOTOS: Con las ventas en cuarentena, las flores salen del aislamiento en los Hospitales Municipales

La paralización de las ventas en viveros y florerías se convirtió en un reconocimiento al personal médico y de enfermería de los centros de salud del municipio. Con la coordinación de la Cátedra de Floricultura de la Facultad de Ciencias Agropecuarias de la UNC, los productores entregaron 3000 flores y 800 plantas y árboles al personal de los hospitales Infantil, Príncipe de Asturias y de Urgencias. Especies que llevan un año de cultivo sólo duran una semana si no son vendidas o distribuidas.

Como tantos sectores económicos, los productores de plantas y flores están severamente afectados en lo económico por la imposibilidad de comercializar miles de especies que han cultivado durante meses. En el país son más de dos mil productores primarios que generan más de 30 mil puestos de trabajo directos y 100 mil indirectos, en nueve mercados mayoristas, florerías, paisajistas, escuelas de diseño y universidades. Y su producción es mayoritariamente perecedera, no hay cómo almacenar toneladas de plantas y flores que ya están en plena temporada.

Conociendo esa realidad, surgió la iniciativa de la Facultad de Ciencias Agropecuarias de la Universidad Nacional de Córdoba a través de la Cátedra de Floricultura: llevar vida donde hoy más se la necesita y reconocer el trabajo de quienes enfrentan la pandemia que tiene en vilo al mundo.

La titular de esa cátedra, Alejandra Tuma, explicó a Telefe Noticias Córdoba las características particulares que tiene la producción de las especies que entregaron, con el apoyo de la Municipalidad de Córdoba, en los tres hospitales municipales: el Infantil, el Príncipe de Asturias y el de Urgencias.

“En el caso de las flores, es necesario venderlas o distribuirlas en pocos días porque duran aproximadamente una semana y los plantines sobreviven un mes, aunque lleve mucho más tiempo su producción. Por ejemplo, la Violeta de los Alpes debe ser cultivada durante un año”, detalló Tuma. “También entregamos algarrobos que demandaron dos años de cultivo en la Facultad de Ciencias Agropecuarias”,  remarcó la docente de esa facultad.

La difícil situación de los productores puede tener un alivio con la aprobación ayer a la tarde, de la habilitación para que puedan retomar los cultivos, siempre respetando el distanciamiento sanitario que se impone ante la pandemia.

Tuma confirmó esa información, pero afirmó que “ahora falta la autorización de cada municipio para que esa producción pueda comercializarse, organizando el canal de venta con envíos a domicilio y pedidos vía Internet para evitar contagios”.

Comentarios