*

Contenido Patrocinado

Portada  |  26 octubre 2020

¿Sabías cuáles son las actividades donde derrochamos más agua?

En muchas de las acciones que realizamos cotidianamente utilizamos agua, pero hay tres que se llevan el premio al mayor consumo. Descubrilas en esta nota y comenzá a tomar medidas para cuidar el recurso.

¿Alguna vez te preguntaste en qué actividades utilizás más agua? La limpieza del hogar, la higiene personal, la pileta, el cuidado del jardín, el uso del baño, el lavado de alimentos, son algunas de las tantas actividades en las que usamos este recurso en nuestro día a día.

¿En qué generamos mayor consumo?

Son tres las actividades en las que empleamos más agua y resulta imperioso hacer un uso responsable del recurso y evitar el derroche:

  • Recambio de agua de piletas. Un adecuado mantenimiento permite conservar el agua por mucho tiempo y evita tirar miles de litros de agua para volver a llenarla.

Una pileta mediana (con medidas aproximadas de 2,70m x 1,60m x 0,65m), contiene unos 2.800 litros de agua, es la cantidad de agua que necesita una persona para cubrir sus necesidades cotidianas durante más de una semana.

  • Riego desmedido y sin control. Una forma de regar que lamentablemente se ha naturalizado es dejar la manguera abierta durante horas y en cualquier momento del día. Esto genera un importante derroche de agua y muchas veces incluso, lejos de favorecer a nuestras plantas, puede ser contraproducente para ellas por exceso de agua. Además, es recomendable regar a primera hora durante la mañana o bien en horas de la tarde (después de las 18:00 hs.) para evitar la evaporación del agua y facilitar su absorción por plantas y césped.

  • Pérdida en instalaciones internas domiciliarias. Una pérdida puede derrochar entre 300 y 700 litros por día. Por eso es importante revisar periódicamente el estado de las canillas y de la cañería interna de la vivienda, con el fin de detectar a tiempo si existen pérdidas y repararlas cuanto antes.

El mantenimiento de las instalaciones hasta el medidor es responsabilidad de Aguas Cordobesas, a partir de allí, son los usuarios quienes deben preservar el estado de la cañería interna de sus viviendas.

 

Hábitos que favorecen el cuidado del agua

Prestar atención a pequeñas cosas en nuestra vida cotidiana ayuda a reducir el consumo de agua. Son simples cambios de hábitos que podemos hacer en casa y que contribuyen a contar con agua dulce por mucho más tiempo.

Realizar duchas cortas. Se recomienda evitar los baños de inmersión y que las duchas no superen los 5 minutos.

Incorporar botón dual en el inodoro. Permiten regular la cantidad de agua necesaria en cada descarga.

Cerrar la canilla al lavarse la cara, las manos y los dientes. Podemos ahorrar hasta 10 litros de agua con este pequeño cambio en nuestra rutina.

Aprovechar la capacidad del lavarropas. Cada lavado consume entre 40 y 60 litros de agua.

Observar cómo utilizamos el agua en la cocina. Procurar mantener cerrada la canilla en la limpieza y preparación de alimentos, como así también el lavado de platos.

Sólo se trata de tomar conciencia y asumir que todo el recurso que derrochemos hoy, será un faltante en el futuro. El cuidado del agua está al alcance de todos, si cada uno hace su parte podemos hacer un gran cambio.

Para más información ingresa en: https://www.aguascordobesas.com.ar/ 

Comentarios