*

Contenido Patrocinado

Portada  |  01 septiembre 2020

¿Cómo cuidar la cañería interna de tu vivienda?

Una pequeña pérdida puede generar un importante derroche de agua y un aumento en la curva de consumo del usuario.

Espacio patrocinado por Aguas Cordobesas

Una mínima pérdida en la cañería de agua puede elevar significativamente el promedio de consumo diario en una vivienda, por eso es importante realizar revisiones periódicas que permitan asegurar el estado de las instalaciones internas.

¿Cómo detecto una pérdida?

Si creés que podés tener una pérdida de agua, podés realizar una prueba sencilla para verificarlo:

  1. Durante las primeras horas de la mañana, asegúrese que su tanque se encuentre lleno.
  2. Verifique que todas las canillas estén cerradas y que ningún electrodoméstico se encuentre funcionando (lavarropas, lavavajillas, etc.)
  3. Si tiene un medidor de consumo instalado en la vivienda, observe el “indicador de movimiento”. Si el molinete gira, significa que hay circulación de agua y, por lo tanto, existe algún tipo de fuga en las instalaciones. Si se encuentra detenido, no hay pérdidas.

Las cañerías de plomo que se utilizaban décadas atrás son las más sensibles a rajaduras. Si las instalaciones de tu casa tienen más de 50 años, es recomendable renovarlas.

Lo más común es que las pérdidas se encuentren en los dos metros de la cañería que van desde la caja donde está el medidor hasta el tanque. Otras señales a las que podés prestar atención son el hundimiento de veredas o la presencia de humedades en las paredes de la vivienda.

En Córdoba los suelos son muy colapsables y la pérdida de humedad puede generar conflictos más importantes si no se detecta y repara a tiempo.

Cuidá el agua, prestá atención a estas señales y realizá revisiones periódicas para verificar el estado de tu cañería.

Comentarios