*

Actualidad

Portada  |  03 diciembre 2019

Buenos Aires: alcoholizado, atropelló y mató a una mujer que vendía tortillas

El conductor manejaba el coche de un amigo policía que se quedó en un boliche.

Eulalia Milla tenía su puesto de tortillas sobre el cantero que divide la traza principal de la ruta 3 de la colectora, a la altura de la esquina con Tres Cruces, en Laferrere. Allí estaba bien temprano el sábado pasado cuando un automovilista, que estaba alcoholizado, perdió el control del coche que era de un amigo, la atropelló y la mató.

Todo comenzó poco antes de las 6, cuando Pedro José Antonio Silva , de  26 años, se fue solo del boliche de Laferrere en el Renault Stepway rojo de su amigo, la policía Federico Sánchez, quien se quedó en el lugar, explicaron fuentes policiales y judiciales

Poco antes de llegar a la esquina de Tres Cruces y la Ruta 3, en sentido a González Catán, Silva perdió el control del auto. El test de alcoholemia que le hicieron luego daría positivo: “Tenían 0,88 cuando lo permitido es 0,5 gramos de alcohol por litro de sangre”, según revelaron fuentes judiciales.

El auto que manejaba Silva se subió al cantero en el que estaba Eulalia, de 68 años, la atropelló y la mató. Luego se estrelló contra un semáforo. El fiscal Gastón Duplaa, de la UFI N ° 1 del Departamento Judicial de La Matanza, acusó al conductor del coche de "homicidio culposo agravado" y pidió su detención.

Con respecto al policía dueño del coche, que estaba de franco de servicio, se enteró del accidente cuando aún estaba en el boliche de Laferrere al que había ido con Silva, junto a otros amigos.

Cuando Silva le avisó de lo sucedido, se produjo en el lugar, aunque el Fiscal Duplaa no adoptó ningún temperamento en contra del policía .

La indignación de los familiares de Eulalia se refleja en las redes sociales. Junto a amigos y vecinos reclaman este lunes en el lugar donde la víctima tenía su puesto de tortillas  que el detenido no mar liberado.

"Ella era muy querida. Hablaba y ayudaba a todos. Hacía de psicóloga de muchos chicos de la zona", contó Leonardo, su viudo, en Buen Telefe.

La hija de Eulalia, Diana, también despidió a su mamá por Facebook: “Es un dolor tan grande lo que siento. Fue todo tan cruel. Gracias por todo lo que nos diste y por el amor incondicional. Fuiste una luchadora de la vida, nos enseñaste un tropezón no es caída, que siempre hay que levantarse, pero hoy no sé como seguir! ”.

Comentarios